martes, 31 de marzo de 2009

CADENA FIQUE EN COLOMBIA

LA CADENA DEL FIQUE EN COLOMBIA
UNA MIRADA GLOBAL DE SU ESTRUCTURA Y DINAMICA

Contenido
1 Estructura de la cadena de fique en Colombia
2 Características del cultivo de fique en Colombia
3 Proceso productivo primario e industrial
4 Importancia económica y social
5 Localización de la producción de fique y distribución regional
6 Comercio Internacional
7 Precios nacionales e internacionales
8 Costos de producción
9 El fique y las fibras vegetales en el mundo
10 Consideraciones ambientales
11 Características de la producción agroindustrial

Introducción

Este trabajo tiene por objeto presentar sucintamente el estado actual de la competitividad de la
cadena de fique en Colombia, señalando las principales características de su producción en el
eslabón primario; determinando su importancia económica y social y los principales factores
internos y externos que afectan su desempeño. Con este propósito los acápites 1 y 2 señalan la
composición de la cadena y las principales características de la producción primaria; el acápite 3
describe brevemente el proceso de producción de los sacos de fique (principal producto industrial
de la cadena en Colombia); el acápite 4 trata sobre la importancia económica y social del cultivo;
en el acápite 5 se describe la distribución regional de la producción; en los acápites 6, 7 y 8 se
relatan el comportamiento del comercio internacional de la cadena, la evolución del consumo
aparente de fique y sus productos derivados, al igual que el desempeño de los precios nacionales
e internacionales de las fibras competidoras. Del mismo modo, se revisan las características de los
costos nacionales de producción en el acápite 9, y en el 10 se presenta el escenario de la
producción de fibras naturales en el mundo. Finalmente en el acápite 11 se aborda el tema
industrial desde el punto de vista de su consumo de fique y las principales características de las
empresas transformadoras.

1 Estructura de la cadena de fique en Colombia

En el sector primario la producción de fique genera en promedio cerca de 11.200
empleos anuales directos en más de 17.000 Has. distribuidas en diferentes
departamentos del país. En las primeras etapas de producción se obtienen: fibra de fique
(cabuya), residuos sólidos, bagazo y jugos. Como resultado de diferentes procesos agro -
industriales, la fibra puede ser transformada en productos artesanales, en hilos, tejidos,
empaques, biomantos, entre otros. Mientras del bagazo se puede obtener papel, fibra
reforzada, aglomerados, relleno de colchones, y musgo ecológico. Y del jugo se logran
extraer saponinas: hecogenina y tigogenina (sustancias químicas utilizadas en la industria
farmacéutica).
De acuerdo a cifras de la EAM del Departamento Nacional de Estadística –DANE-, en el
año 2004 la industria nacional consumió 9.470 toneladas métricas (Tm.) de fibra de fique
(cabuya) que corresponde al 52% de la producción nacional durante ese año. Se estima
que la producción restante sirvió para abastecer la industria de artesanías.


De tal manera que la cadena a estudiar se define por los siguientes eslabones: fibra,
bagazo y jugos en el eslabón primario; hilados, cordelería y tejidos en el eslabón
intermedio; y empaques, tejidos terminados, artesanías, agrotextiles, biomantos, papel,
aglomerados, hecogenina, tigogenina, alcohol entre otros en el eslabón final.

En este sentido, los actores que conforman la cadena en sus diferentes eslabones son
entre otros: productores primarios de fique; artesanos fiqueros; empresas transformadoras
de fibra de fique, entre las que se cuentan: ECOFIBRAS Ltda., Compañía de Empaques
S.A., Coohílados del Fonce Ltda., Empaques del Cauca S.A., Hilanderías Colombia Ltda.,
Industrias Spring S.A., Laboratorios Rophson Therapeutics Ltda.; consumidores de fique
(FEDEPAPA, FENALCE, FEDEARROZ, Y FEDERACAFE); Colchones Spring (usa fibra
corta de fique y mota de fique), instituciones de apoyo como universidades, centros de
investigación y los Ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural, Comercio; Industria y
Turismo, Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Protección Social, El Servicio,
Nacional de Aprendizaje (SENA). A continuación se describen las principales
características del cultivo y el proceso productivo en los eslabones primarios y
agroindustriales de la cadena.

2 Características del cultivo de fique en Colombia

El cultivo de fique es tradicional en el país, es una planta que hace parte de las Furcraeas
(Furcraea macrophyla); otras especies conocidas son la F. andina, F. gigantea, F. hexapétala, F.
Humboldiana, entre otras. Estas especies han sido confundidas con frecuencia con las del género
agave, como el sisal, distintas desde el punto de vista botánico.1 Por ser un cultivo de carácter
permanente y tropical, el fique sólo prevalece en lugares donde predominen las condiciones del
trópico durante todo el año. Gracias a que sus raíces se extienden, le es fácil conseguir agua y
almacenarla en sus hojas, y sus tallos. En este sentido, las condiciones climáticas óptimas para su
plantación comercial son. “Temperatura entre los 19 y 23 grados centígrados, altura entre 1.300 y
1.900 m.s.n.m.; humedad relativa entre el 50 y 70%; precipitación de 1.000 a 1.600 m.m anuales y
una luminosidad promedio de 5 a 6 horas diarias.”2
Es importante mencionar que se trata de una planta rústica adaptable a diferentes suelos, al
crecer en terrenos semidesérticos se ha ganado la reputación de esterilizar el suelo, cuando en
realidad ocurre todo lo contrario puesto que es una planta rehabilitadora, su sistema radicular es
rico en nitrógeno, de tal manera que el suelo atravesado por las raíces, se enriquece en materia
orgánica a medida que se descomponen las plantas. No obstante, para ser un cultivo rentable,
debería sembrarse en suelos “silico arcillosos y afines, de textura mediana, de buena porosidad,
que facilite su oxigenación, buen drenaje, tanto externo como interno, con un PH que va de 5.5 a
7.0.”

(Entre las características del género Furcraea está la formación de rosetas de hojas grandes y carnosas, semejantes a
muchas especies del género Agave, pero las hojas en vez de terminar con una fuerte y gran espina, finalizan en pequeñas
puntas coráceas o una pequeña y débil espina. Las flores de la Furcraeas son numerosas, blanco-verdosas y con racimos
no tan erectos, en cambio las de Agave son amarillas y en racimos erectos. Cadena Productiva del Fique. Departamento del Cauca. Secretaría de Desarrollo Agropecuario y fomento Económico. )



Pese a que el mejor clima y los mejores suelos para el cultivo de fique en Colombia se ubican en la
zona cafetera o templada, en el país se siembra fique a 800 m.s.n.m en Huila y Magdalena y a los
2.600 m.s.n.m en Nariño y habitualmente los agricultores utilizan lotes poco fértiles de las fincas
para sembrar la planta.
En general, los agricultores utilizan tres modalidades para sembrar el fique: dispersa, asociada o
compacta. En la dispersa las distancias entre mata y mata no son uniformes y ocupan
generalmente los linderos de las fincas: en la compacta se dedica una determinada superficie de
terreno para establecer el cultivo; y en la siembra asociada el fique se cultiva en surcos aislados,
para que entre estos se ubiquen cultivos de pancoger, como maíz, fríjol, papa, etc. La
recomendación es usar el fique como cerca viva o división entre lotes para asociarlo con cultivos
de pancoger.
Las plantaciones de fique son de carácter permanente, por lo cual se requiere de una fase de
establecimiento y tan sólo hasta el tercer año es posible obtener algún tipo de retorno a las
inversión. Posterior a esto el cultivo demanda ciertas actividades de mantenimiento y el
aprovechamiento (corte de las pencas) se puede realizar anualmente, cada seis meses, cuatro o
dos, dependiendo de los intereses de los agricultores: necesidad de dinero o ataque de
enfermedades fungosas. Es un cultivo cuya preparación del terreno demanda limpieza del lote y
trazado de la plantación, en general, requiere de labranza mínima.
En estas condiciones es preocupante que “las labores culturales que gran parte de los productores
hacen al fique, normalmente son hechas por reflejo –cuando limpian cultivos vecinos-“5 Cuando lo
recomendable sería tres desyerbas anuales durante los años del período de establecimiento y
luego dos anuales durante todo el periodo de cosecha.

3 Proceso productivo primario e industrial

Como se mencionó anteriormente, por lo general el aprovechamiento del fique se lleva a cabo al
tercer año6 posterior a la siembra7 de la planta, durante el período intermedio se requiere de
actividades de manejo como deshierbas y fertilización. Después del aprovechamiento (corte de las
pencas), “las pencas se amontonan en sitios equidistantes mientras se continúa con las demás
actividades de la cosecha; luego son transportadas por un operario hasta el sitio en donde se
realiza el beneficio o a un lugar de almacenamiento.”
Las hojas acopiadas se llevan a la máquina desfibradora, en donde se hace un raspado mecánico
de la hoja de fique para obtener su fibra, los productos obtenidos son fibra larga, fibra corta y
bagazo. De acuerdo a la norma técnica colombiana la fibra de fique de calidad es aquella que
tenga todas sus fibras sueltas y libres de impurezas (NTC 992). Este proceso se conoce como el
beneficio y las principales modalidades existentes en el país son: agricultor con máquina propia, el
alquiler a parientes y/o amigos, “al partido” cuando se reparten los beneficios de la venta del fique
entre los productores y el dueño de la máquina; en otra modalidad el agricultor aporta la gasolina y
el aceite que consume la máquina; y por arroba, cuando el desfibrador cobra al agricultor por el
total de arrobas de fibra seca.

Dicha fibra es sometida a fermentación para reducir la humedad y luego es secada y
sacudida para reducir cualquier residuo a través de golpes, posteriormente es blanqueada
con alternancia de sol y sereno, aprovechando el efecto de la oxidación de las sustancias
orgánicas.








Enseguida la fibra conocida como cabuya es empacada en manojos de 1 0 2 kilos, a los que se les
hace una ligera torsión en el centro, para empacarlos en bultos de más o menos 50 kilos con el
objeto de ser llevado a los centros de acopio ó a los intermediarios.
En el eslabón industrial la cabuya es sometida a un proceso de clasificación y revisión a través de
parámetros técnicos; luego la materia prima es almacenada por un período de uno a tres meses,
antes de ser usado en el proceso productivo. Ya en el proceso de transformación lo primero es la
preparación mecánica de la fibra, que consiste en peinar la cabuya y eliminar las impurezas;
adicionalmente, se le aplica una emulsión a base de agua y aceites vegetales para garantizar el
peinaje, textura y fijación. “Por último, la fibra se somete a un estiraje en cada una de las máquinas,
hasta obtener una cinta bien conformada (mecha) que garantice una producción normal en el
hilado.”
En la sección de hilatura se procesa la mecha para obtener los hilos adecuados, en este proceso
se usa la máquina hiladora para darle resistencia a los hilos que van envolviéndose en los carretos
especiales, en esta misma sección se encuentran las enconadoras, que pasa los hilos de urdimbre
y trama a unos conos con capacidad de ocho carretos (7.200m/cono).
En los telares semicirculares o rectilíneos se fabrica la tela de acuerdo a diferentes referencias, la
tela se obtiene de los enjulios (tubos de madera donde se va arrollando la urdimbre).
Posteriormente vienen los acabados, en la máquina conocida como mesa de revisión se hace una
inspección para detectar “todos los defectos que presente la tela ya sea por problemas mecánicos,
eléctricos o de materiales”.11 Enseguida con la máquina de calandra se le da fijación al tejido,
haciendo que el hilo de trama, que es el más grueso y el de menor torsión se extienda y se logre
una tela de mayor densidad y suavidad. Finalmente en la máquina cortadora, se cortan
longitudinalmente los sacos de acuerdo las medidas que exigen sus referencias.

Adicionalmente, en la sección de confección se elaboran los dobladillos de los sacos, se
hacen las costuras laterales para cerrarlos, y se clasifican los sacos de acuerdo a las
referencias y teniendo en cuenta la calidad del producto. Igualmente, se marcan los sacos
cuando el cliente lo ha solicitado, esta puede ser en colores, según la posibilidad de la
impresora con que cuente la empresa. Por último, se hacen pacas de 100 unidades las
cuales se prensan y se amarran con hilo de urdimbre por los cuatro lados.

Aquí solo se hace referencia a la manufactura de sacos, pero otros productos industriales
son la cordelería, los biomantos o geotextiles, las telas de fique, la felpa utilizada en la
industria de los colchones, y los musgos ecológicos utilizados para reemplazar musgos
naturales en la decoración de pesebres y stand de almacenes. En el Anexo 1, Mapa de la
cadena de fique en Colombia puede apreciarse el proceso productivo y los diferentes
subproductos que se obtienen en esta cadena.

4 Importancia Económica y Social

4.1 Área, producción
El fique es una planta natural de Colombia y otros países Andinos que crece
espontáneamente y cuya utilización milenaria como fibra en la fabricación de empaques y
otros objetos conllevo a su establecimiento como cultivo permanente. Su fibra conocida
como cabuya ha sido un producto tradicional en la fabricación de empaques para
productos agrícolas tales como la papa y el café. No obstante, hoy en día se reconoce
como un producto vegetal con diferentes aplicaciones artesanales y agroindustriales y con
un potencial inmenso en la generación de beneficios ambientales, de empleo e ingresos.
En el 2005, el área dedicada al cultivo de fique en Colombia fue de 17.513 Has., las
cuales representaron el 0.83% del área total de cultivos permanentes, y el 0.46% del área
sembrada en Colombia.
Durante el período 2000-2005, el número de hectáreas con fique
en el país disminuyó -2.63%. No obstante en el mismo período, tanto la producción como
el rendimiento obtenidos, aumentaron. El volumen de producción se incrementó a una
tasa anual de 1.5%, pasando de 19.355 toneladas en 2000 a 21.445 en 2005. Del mismo
modo, el rendimiento promedio por hectárea aumentó 2.1% al año pasando de 1 tonelada
por hectárea a 1.2 toneladas en 2005.
El área cultivada se distribuye a lo largo de 13 departamentos nacionales, no obstante el
98%, de las 21.445 toneladas de cabuya producidas se concentró en cuatro
departamentos, a saber, Cauca, Nariño, Santander y Antioquia.












En la actualidad el sector fiquero se plantea como un sector con “retos en cuanto nuevas aplicaciones técnicas y tecnológicas con valor agregado tales como la industrialización del jugo y la fabricación de hilo quirúrgico, papel y fibroreforzados”.

4.2 Empleo generado por la producción de fique

En cuanto al empleo, la producción de fique se caracteriza por la generación de un
significativo número de puestos de trabajo por hectárea, pero también por su baja
productividad laboral. En efecto, en el año 2005, el fique generó 0.70 empleos por
hectárea, cifra superior a la de cultivos como cacao (0.50 empleos), caña de azúcar (0,18),
algodón (0,40), maíz (0,22), y arroz (0,14). Sin embargo, para el período 2000 -2005, la
producción creció a una tasa de 1.4%, mientras el empleo aumento a un ritmo anual de
4%, al pasar de 10.538 personas ocupadas en el sector a 12.264, situación que refleja la
segunda característica enunciada.
Según el Acuerdo de Competitividad de la Cadena los productores pueden clasificarse de
acuerdo al número de plantas sembradas: de 1 a 1.000 es pequeño, 1.001 a 5.000
regular, 5.001 a 10.000 mediano y mayor a 10.001 plantas es un gran productor. Cabe
mencionar que la producción fiquera en el país se caracteriza por la mayor presencia de
productores pequeños y medianos, no ocupa grandes extensiones, por el contrario se
caracteriza por ser una actividad de economía campesina, en algunos casos de
subsistencia y en explotaciones de minifundio. Con baja capacidad de reinversión, pues
los ingresos recibidos se destinan principalmente al sostenimiento familiar.

5 Localización de la producción de fique y distribución regional

Los cinco principales productores de fique en Colombia durante el año 2005, a saber,
Cauca, Nariño, Santander, Antioquia y Risaralda, fueron responsables por el 99% de la
extensión y generaron el 98% de la producción, pese a que el fique se cultiva en 13
departamentos nacionales. No obstante, Boyacá es el quinto productor por tradición, en
2005 este puesto fue ocupado por Risaralda que con tan sólo 11 Has. más, logro superar
en tres veces la producción boyacense gracias a rendimientos de 2 Tm. /Ha.


De acuerdo a la información reportada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural
Antioquia es el departamento que registra los mayores rendimientos promedio durante el
período 2000 a 2005, con 1.8 Tm./Ha., cifra superior al registrado en el ámbito nacional de
1.14 Tm./Ha., todo pese a ocupar tan solo la cuarta posición en superficie y producción.
Cauca es el primer departamento tanto en superficie (41% promedio 2000-2005) como en
producción (39% promedio), en esta región la siembra es muy compacta 1.800 plantas
/Ha. Pero no se obtienen los mejores rendimientos, en promedio durante el 2000 al 2005
tan sólo se alcanzaron 1.1 Tm. /Ha.

Cobertura Geográfica del cultivo de fique en Colombia:





EL VERDE: Principales departamentos productores.
FUCSIA: Otros departamentos productores.


Nariño fue el segundo departamento, tanto en producción como en superficie, durante 2000 a
2005. Y ocupó el tercer puesto en rendimientos con 1.15 Tm. /Ha. Durante el mismo período
Santander ocupó el tercer puesto, tanto en producción como en área cultivada, y el sexto puesto
por su escaso rendimiento de tan sólo 1,06 Tm. de fique por Ha. Como se señala en el Acuerdo de
Competitividad de la Cadena: no obstante las condiciones de siembra difieren entre departamentos
y al interior de los mismos “en el país predomina el cultivo asociado con cultivos de pan coger y el
pequeño agricultor con una producción aproximada de una tonelada por año. En cuanto al tipo de
siembra en Antioquia, Nariño, Santander y Boyacá predomina la perimetral o asociada con otros
cultivos, mientras que en Cauca la siembra asume la forma de monocultivo.”13 Al igual que se hace
énfasis en que el área de cultivo se enfrenta a una gran heterogeneidad en los sistemas
productivos por lo que sería preferible utilizar la mata como la unidad de medida, pese a ello en
este documento utilizamos la información en hectáreas cultivadas por la dificultad de tener la
información en otra forma.


Por último vale la pena destacar, que entre los productores de fique predominan los dueños de la
tierra, al tratarse de un cultivo permanente y de largo plazo, de otra parte en el Cauca el 60% de la
producción es proveniente de los resguardos indígenas que es otra forma de tenencia de la tierra.


6 Comercio Internacional

La mayoría de comercialización internacional de fique tanto importaciones como exportaciones las
realizan las pocas compañías nacionales procesadoras de la fibra. Un gran número de
importaciones son de materia prima para suplir la escasez nacional, pero en algunos casos se
reemplaza por importaciones de sisal o yute provenientes de Brasil o Ecuador. En cuanto a las
exportaciones, estas son generalmente empaques que venden al extranjero las compañías
tradicionales o artesanías que lidera Artesanías de Colombia.
el valor de las importaciones y exportacionesde los bienes del subsector fiquero, al igual que las importaciones y exportaciones de sisal en Dólares, teniendo en cuenta que es una fibra que reemplaza perfectamente el fique en el procesamiento industrial. En el caso de las importaciones, como se aprecia en la Tabla correspondiente, no se registran importaciones de la cadena desde el año 2002, no obstante se constatan importaciones de sisal que fueron cero durante los años 1999 a 2001. Lo que significa, que pese a que no se ha importado fique es notable que la demanda insatisfecha se ha reemplazado por sisal y seguramente otras fibras vegetales o sintéticas.
En cuanto a las exportaciones, en la Tabla 2 del anexo puede observarse como aunque no se ha
presentado ninguna exportación de fibra de fique o cordeles de fique en los últimos años, la
exportación de sacos y empaques de fique ha significado un aumento anual de 16% en las
exportaciones, al pasar de 725 mil dólares en 1998 a 1.648 mil dólares en 2005.

7 Estimación del consumo aparente de fique en Colombia

la evolución del consumo aparente de fibra de fique (cabuya) en Colombia durante el periodo 1994-2005. En general, el consumo en toneladas parece seguir una tendencia constante. No obstante presenta una dinámica de decrecimiento anual de -0.88% para estos años, al pasar de 22.179 Tm. en 1996 a 17.513 en 2005. El casi inexistente comercio de fique, entre 2000 a 2005, ha hecho que el desempeño del consumo sea acorde con el de laproducción, cuyo nivel se ha mantenido relativamente constante disminuyendo a una tasa anual de -0.67% durante el período 2000 a 2005.
1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada